[Review] Sony Ericsson Xperia PRO

Por Manuel Vargas el 3 abril 2012 · Publicado en Análisis, Noticias
1
El ultimo terminal QWERTY de la Joint Venture entre Sony y Ericsson.
Especificaciones tecnicas del terminal: Sony Ericsson Xperia PRO


Pulsa para ver a tamaño real

Viene el móvil en el centro, envuelto en un “calcetín”, encima tiene una parte para las instrucciones, debajo el cargador, que se compone de cable USB+cabezal para el enchufe, cascos y la batería.

Pulsa para ver a tamaño real

Diseño:

Estéticamente es muy bonito, el modelo negro es completamente negro, menos los botones del centro y una barra plateada que rodea el terminal.

Pulsa para ver a tamaño real

Pulsa para ver a tamaño real

Pulsa para ver a tamaño real

En el lado izquierdo encontramos el botón de encendido/bloqueo y la salida de los cascos, mientras que en el derecho tenemos la salida HDMI, tapada para que no le entre polvo, el LED de notificaciones, los botones de volumen y el botón de la cámara. Se carga por arriba.

Pulsa para ver a tamaño real

Pulsa para ver a tamaño real

Construcción:

Da la sensación de solidez, incluso con el teclado abierto. Las teclas son suaves, tienen un tacto bastante agradable.
Es negro brillante, por lo que se mancha con las huellas de los dedos fácilmente.
La tapa de atrás, para la batería, la microSD (viene con una microSD de 8 gigas) y la SIM.

Software:

Viene con Android 2.3 Gingerbread instalado, pero SE ha anunciado que en marzo/abril se podrá actualizar a 4.0 IceCream Sandwich.
Impresiones iniciales son:

Responde con fluidez y velocidad.

Cámara:

Vamos a ver la diferencia entre una BlackBerry 8520, una camara de fotos normalita y las fotos que hace el terminal.
Blackberry:

Pulsa para ver a tamaño real

Cámara:

Pulsa para ver a tamaño real

Xperia Pro:

Pulsa para ver a tamaño real

Impresiones:

Como aspecto negativo:

La tapa de la batería, que no está muy bien conseguida.

La camara del terminal pese a ser de 8Mp no graba a 1080p y las fotos que hace, son un poco apagadas.

Fotos sacadas de: aletheia

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *